Explora y sé valiente. Déjate llevar. Disfruta. Vive. – Entrevista a Esther López


Esther López es malagueña afincada en Hong-Kong.  Bailarina de Danza Oriental y artista internacional con una gran trayectoria a sus espaldas.  Actualmente imparte clases regulares en Hong-Kong y viaja por todo el mundo impartiendo workshops.  Hoy tenemos la oportunidad de saber un poco más sobre ella, nos contesta unas preguntas sobre su vida y su trayectoria artística.

Esther López, ¿qué te llevó a Hong-Kong?

Fueron los latidos desbocados de mi corazón los que me llevaron a dejarlo todo y volar al lado  del ser más hermoso del universo. Aunque claro el airbus donde viajé también tuvo que ver. 😉

Eres bailarina, cantante, guionista, diseñadora de vestuario, entre otras cosas. ¿Cuándo comenzó tu carrera como bailarina?

Dar rienda suelta a mi creatividad en cualquier ámbito artístico es el lujo que he querido permitirme, la vida es muy corta y quiero llegar al final sintiéndome tranquila y libre de haber hecho siempre lo que mi corazón me dictó.

Mi carrera empezó  el día que mi madre me subió a la mesa del comedor para bailarle a la vecina un tema de María Jiménez…

Fué en Atlanta donde conocí a mi querida maestra Martha Ahmed, ella me dio un hueco en su cuadro flamenco sobre el año 1997.

Bailas Danza Oriental, ¿quiénes fueron tus maestros?

Mis iconos, las divas en blanco y negro. La Gamal, Tahia, Naima Akef…puf se me ponía el vello de punta. Para mí eran el equivalente más cercano a mi cultura, de los grandes musicales de la época dorada de Hollywood.

Y cuando conocí a Paola Ziliotto alumna directa del genial coreógrafo de alguna de estas divas, Ibrahim Akef,  supe que había encontrado mi maestra.

Lo que aprendes de los grandes maestros no tiene precio pero algunos además te marcan para toda la vida.

Además, bailas Flamenco y fusionas ambas disciplinas. En el 2007 presentas la fusión flamenco-oriental en el Cairo en el festival   “ Ahlan Wa Sahlan”. Cuéntanos un poco más.

Lo que yo bailo es algo que me gusta llamar Arabo-andaluz. Es simplemente lo que siento que soy, una mezcla de culturas hermanas. Paola me vio bailar y tuvo muy claro que tenía que fusionar con flamenco ya que el sentimiento me salía natural. Ella me presentó en varias escuelas de Italia y me introdujo como maestra en el carismático festival de Raqia Hassan. Me impactó ver que el resto del mundo estuviese tan interesado, las japonesas tenían fiebre por el flamenco. Y aunque los nervios me comían tuve la suerte de tener en clase a mis antiguas compañeras y alumnas de Italia y Palma de Mallorca, fue algo muy bonito.

Desafortunadamente cuando le comenté a un canal de tv de Málaga que podían volver a entrevistarme con esta alegre noticia de haber llevado nuestra bandera a un festival internacional de danza, me contestaron que lo sentían pero que ya sólo admitían temática cultural. Pasmada veo que el arte que no tomamos en cuenta en nuestra tierra, el resto del mundo lo adopta y hace maravillas con él, la última que he conocido es una Canadiense espectacular que fusiona las dos danzas con una belleza hipnótica.

Has impartido workshops en Europa y fuera de Europa. Alguna anécdota que quieras compartir con nosotros.

Bueno ya que hablamos del Ahlan Festival te cuento que cuando salía del Mena House hacia el autobús que nos llevaría a un barco para pasear por el Nilo, me ocurrió que caminaba  por esa alfombra roja muy excitada por todo lo que estaba viviendo, toda guapetona que me había puesto yo. Me sentía en una nube, sobre taconazos, tanto que… tropecé y me caí de boca delante de todos. En fin, eso baja de la nube a cualquiera no?…tambien tengo el recuerdo entrañable del final de mi actuación cuando la mítica Raqia Hassan se acercó para decirme muy seria… “ eso que has hecho, me ha gustado mucho”… yo tan tímida en esa época solo acerté a bajar la cabeza y darle las gracias, recuerdo con cariño el abrazo que me dio el grandísimo Dr Mo Geddawi, espero que significase que le había gustado. Compartir vestuario con Devora Korek con esa sencillez que solo las grandes de verdad poseen fue increíble.  Pero sin duda quien me dejó sin habla fue una de las maestras con mayúsculas que ya me había marcado en algún taller. Se acerca ni más ni menos que Gloria Alba y me dice tan natural. “Oye tía que falda mas chula llevas no?” 😉

¿Bailar es para toda la vida?

Bailar, cantar, pintar, escribir un poema, tocar un instrumento, es la vida en sí. Lo mismo que ver una hermosa puesta de sol o disfrutar el agua del mar en la cara, para qué se vive si no?

¿Dónde te ves dentro de 5 años?

Ni lo sé ni quiero saberlo.

Algún consejo/palabras que quieras regalar a los alumnos/as que comienza a bailar danza oriental

Busca un buen maestro y cuídalo, sin dejar de aprender otros estilos y con otros maestros.

No practiques nada al azar, busca si hace falta hasta encontrar lo que te llena el alma.

Enfócate en lo que practicas y no te desvíes.

En las épocas que sientas que estás perdid@, sigue adelante, contra más te des cuenta que no sabes, más sabiduría tendrás para absorber conocimiento.

Asiste a ver espectáculos de todo tipo y no te pierdas los de danza oriental.

Y como dijo uno de mis grandes y queridos maestros. No aprenderán ni los tímidos, ni los soberbios.

Explora y sé valiente. Déjate llevar. Disfruta. Vive.

 

 

Gracias Esther López por compartir con nosotros estas palabras.

Te deseamos mucha suerte para tu próxima actuación en el Festival Tarabesque en Malasia.

23/08/2016

(Entrevista: Shabanna Barcelona)